La aventura del hoy

Hoy te has levantado con sueño, como siempre. Has llegado a las clases, los exámenes o el trabajo maldiciendo este día por existir, por no ser mañana. Las clases han pasado – y pesado -. Has llegado a casa de nuevo, el tiempo ha volado y te encuentras de nuevo en la cama. Con la idea de que ha sido un día normal, lento y aburrido como siempre. Pero no es así. Te has dejado algo importante en casa esta mañana: el antifaz de guerrero. Ese que tenías de pequeño cuando el salón de casa era el interior de un volcán, o las rayas de las baldosas en la calle mataban. Porque los días siguen siendo así: emocionantes, aventureros, únicos. Pero te falta verlo. Cada puesta de sol es única. Y si te pierdes la de hoy, ya no la volverás a ver. Y alguien se ha molestado en que hoy TÚ puedas verla. Tampoco volverás a ver – probablemente – al señor del metro que lloraba o a la chica que miraba por la ventana. Y hoy te los has cruzado porque tenían la oportunidad de ver cómo tus ojos brillaban de emoción y entusiasmo. Pero no lo han podido ver, porque estabas ciego, mirando la pantalla del móvil. Y en tu casa, la caja de Pandora que nunca sabes qué habrá detrás de la puerta al abrirla. Hoy tenías la ocasión de abrazar a tu padre como nunca, o de reír como nadie para tu hermano, que estaba preocupado por algo. Y no lo has hecho, porque la rutina y tu mirada gris te han nublado. Has nacido para cosas grandes, cosas que solo tú puedes hacer. Te están esperando, ahí fuera. Pero si no las miras, no te va a servir de nada. Tú tienes una misión en este planeta cada vez menos humano para pintarlo de colores y revivirlo, una misión que nadie más que tú la hará. Pero para ello, debes armarte de valor y salir al terreno de juego como si no hubiera un mañana. Porque quizá no lo hay. Y cuando no lo haya, pensarás en la puesta de sol que no viste por estar tirado en el sofá, en la risa que no contagiaste por pensar más en tus cosas que en las de los demás o la palabra que no dijiste por no escuchar a quien te necesitaba. Así que carga tus pilas, ponte el antifaz de guerrero y sal ahí a vivir la vida, que no es más que la aventura del hoy.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s